Próxima Sesión Virtual de BE NEW MOON Diciembre 8 , 1pm hora Miami

La Percepción; Cómo jugar el juego de la vida

Cuando entré a la adolescencia caí en el drama de las relaciones. Nadie me enseñó que la vida era mi propia creación y que mi percepción creaba mi proyección y que debía ver la vida diferente.

El curso de milagros me cambió la vida.

Cuando entré a la adolescencia caí en el drama de las relaciones. Nadie me enseñó que la vida era mi propia creación y que mi percepción creaba mi proyección y que debía ver la vida diferente. Qué lección tan importante que vine aprender a los 25 años con el curso. Me hubiera ahorrado años de lágrimas si hubiera tenido en mis manos ese libro.

Imagínate sentada frente a una pantalla de cine viendo una película que no deseas ver y que quieres cambiar. La única forma de hacerlo sería recordando que hay un proyector oculto en la parte posterior del teatro ya que en la pantalla no ves hechos de verdad sinó proyecciones. Si cambias la película del proyector la pantalla se cambiará automáticamente. Ahora, te estás concentrando en cambiar la causa (el proyector) y no el efecto (la pantalla).

Nuestra experiencia va así... La pantalla es el mundo, nuestra experiencia física. Y el proyector es nuestro interior que está proyectando toda nuestra experiencia. Es por eso que lo que experimentamos no son hechos reales sinó proyecciones. Todo viene de cómo percibimos. Ahora, la única razón por la cual la proyección aparenta ser real, es porque nuestros sentidos nos hacen vivir la experiencia como si fuera real.

Es por eso que el Curso de Milagros dice: "No intentes cambiar el mundo, pero decide cambiar de opinión sobre el mundo." Cuando hacemos esto, cambiamos la causa en lugar del efecto. Nos salimos del papel de víctima. Cambiamos nuestra actitud acerca de lo que está pasando, cambiamos los lentes por los que vemos y usamos los lentes del amor. Dejamos de ver que nos están haciendo todo y que somos víctimas y empezamos a entender que cada persona actúa como quiere y que somos nosotros los que tenemos el poder de no tomarlo personal. 

Nada de lo que haga nada ni nadie debería dañarte el día ni la vida.

No entregues tu poder a los demás. 

No entregues tu poder al mundo.

Decide cómo ver todo lo que te pasa y cambia tu corazón y tu percepción. 

La decision de vivir amargado, estrenado, bravo, orgulloso es tuya. Tú estás decidiendo vivir así. Nada de lo que haga nada ni nadie debería dañarte el día ni la vida.

El mundo necesita que te pongas lentes de amor.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.